domingo, 25 de agosto de 2013

Sexo débil

Fue escuchando la historia de otra chica cuando me percaté, sume llantos de otra y mis noches sin dormir. Podría hacer una larga lista, similar a las lineas curvas de rimmel que arañan sus caras, a las carreras por medias rasgadas a traición o tantas horas pegadas a un teléfono.Soportamos presión quizás demasiada, y si no hay, nos molestaremos en  buscarla. Demasiados clichés, pautas, modelos a seguir; altura, tallas, pelo, pechos…es un no parar. En una relación debemos aprender a medir empezando por el tiempo, ser recatadas, no aburrir, hablar lo justo, ser celosas pero con cautela, ser cariñosas pero no agobiar, hasta llegar a querer sin ser queridas. 
Así no se vive

Pero esta historia que escuchaba seguía y mientras era relatada mi cabeza se adelantaba a los hechos, y es que queridas mujeres bien nos gusta tentar a la suerte, hemos practicado y saltado tantas veces al vacío que le hemos cogido gusto. Somos masoquistas atadas a sentimientos pasados, a culpas falsas, a besos que ya no se repetirán, a sueños subidos de tono que se quedan entre las sábanas, a tweets cargados de indirectas que puede que él lea y ya ni entienda o no quiera entender…Pasará tiempo, mucho y cuando tu cabeza haya bajado la guardia y tus defensas ''anti-(inserte aquí su nombre)'' se hayan quedado sin desayunar por la puta Operacion Bikini, tocará a tu puerta o más practico, te enviará un WhatsApp preguntándote como te va la vida y excusándose con lo mucho que te ha echado de menos.
Tonta de tí te emocionas y corres a contar lo ocurrido a tus amigas que entre emoticonos de enfado te pro-hi-ben contestarle aquello que estas apunto de enviar, pero eres valiente, y le das. Dos ticks verdes después y varias risas predeterminadas, desembocarán en el podríamos ser amigos.
Bien déjame aclararte esa sonrisa porque acabas de caer donde el quería.

Nos van las emociones fuertes, aceptamos el riesgo y tentamos a las 2º oportunidades aun sabiendo a base de golpes la lección. Quizás me equivoque, pero luego se nos reconoce por el sexo débil.

3 comentarios:

Soho Traffic dijo...

Me encanta lo que escribiste y la que no se sienta identificada MIENTE !!! Creo que he encontrado una forma de hacer que esta clase de cosas no me afecten (tanto) y es hacer planes y cosas que me hagan realmente feliz !!! :D

http://sohotraffic.blogspot.com.es/

Fighter Auster dijo...

Me alegro que la hayas encontrado y no tanto de que te sientas identificada! Un besito gracias por pasarte

PELÍCULAS ANTONY dijo...

Espero que hayas tenido un verano tan explosivo, puro e inspirador como tu entrada.

Enhorabuena por tus palabras, son muy explosivas. Y es lo que necesito leer, entradas explosivas y bien escritas.

¡UN SALUDO!