lunes, 31 de octubre de 2011

Lo contrario al amor, no es el odio, es la indiferencia.

Aprovechando que es Halloween y la noche va de miedo, vamos ha hacer un par de confesiones. He llegado a la conclusión que mas de la mitad de las veces que me enfado es en realidad por que tengo miedo, es rabia al no poder decir, al no poder hacer, no se si me explico, pero es que tampoco tiene mas explicación. 
Dicen por ahí que hay tantos miedos como personas, supongo que cada uno tiene un miedo diferente, algo que no le gustaría perder, cosas que le asusta escuchar y otras tantas que prefiere nunca ver. Si ahora mismo me enfado, te grito en silencio, me doy la vuelta y me marcho no es por otra cosa sino por que tengo miedo a perderte, por que me callo, aguanto y trago hasta que me reencuentro con mi almohada que parece que es la única que me entiende, pero como soy cabezota vuelvo ha intentarlo, antes de llegar si quiera a girarme para irme me arrepiento y hago oídos sordos a lo que dices...solo por eso, por que tengo una fobia horrible a que la posibilidad  de dejarme se te vuelva a pasar por la cabeza.

Un aplauso por esas personas que se atreven a decir lo que sienten.

3 comentarios:

I love my old Levi's dijo...

Pienso lo mismo que tu, que cuando em enfado muchas veces es por miedo a muchas cosas.
Gracias por pasarte, espero que lo hayas pasado genial en Halloween !

Un beso
http://ilovemyoldlevis.blogspot.com/

Antonio Jurado dijo...

Me encanta el título de tu post :)

Besos desde
http://yoavogueytuacalifornia.blogspot.com/

Escribiendo A La Nada dijo...

No hace falta que lo expliques más, ya que yo por lo menos sé a lo que te refieres. Esa inseguridad o impotencia, aquella que te dice que no lo puedes hacer por miedo a perderle, a que piense mal de ti...Preciosa entrada :D